Este trabajo propone un estudio del juego como acto simbólico, como proyección y forma de relacionarnos con el mundo. El juego, fundamental en la etapa infantil, aporta una colección de elementos para la experimentación que permiten a la persona practicar la vida a escala, aprendiendo y acumulando experiencias de forma rápida y sin riesgos. Sin embargo, a lo largo de nuestras vidas nunca dejamos de jugar; aunque creemos vivir de forma práctica y objetiva, gran parte de nuestra actividad es simbólica, metafórica. Los hombretones que salen los domingos al campo con sus palomos juegan y no lo saben. A través de sus proyecciones voladoras se ubican y ponen en valor. El mecanismo no es en realidad muy diferente de la proyección del hincha de fútbol en su equipo, pero lo específico y pintoresco de las reglas y rituales, lo elemental y rústico de sus equipamientos y la espontaneidad de la organización dejan al desnudo los mecanismos que mueven al jugador. A diferencia de otros deportes más populares, en los que la metáfora original (de lucha entre clanes, de ritos de paso) se ha perdido en la objetivación y la profesionalización, aquí el componente primitivo y ritual está aún absolutamente fresco, como recién creado. Un grupo de hombres corriendo por el campo tras sus palomos observando su apareamiento, discutiendo las reglas y los arbitrajes, remite a la documentación etnográfica de ritos de tribus remotas o al grupo de niños que inventan el juego mientras descubren el mundo.

Título: Paloma al aire

Autor: Ricardo Cases

 

Formato: 21x15 cm

Nº de pág.: 74 + Cubiertas

Fotografías: 46 Color

Encuadernación: Cartón con espiral

 

Fotomecánica: Lucam

Impresión: Brizzolis

Encuadernación: Ramos

 

Precio: 25,00 €

ISBN: 978-84-617-0017-2

Tercera edición, 2017 autoedición

(Primera edición, Photovision 2011)

En cada edición hay un par de detalles que las diferencian. Por un lado, la contraportada muestra un listado diferente, como si fuera un concurso nuevo, y por otro, en el interior, hay una foto que va cambiando para jugar con la idea de continuidad.